28 ago. 2011


No hay una explicación lógica para este sentimiento, simplemente es sentirlo y vivirlo.
Vivámoslo como un cuento con final feliz que jamás termina aunque sepamos que se va a terminar, vivámoslo como una canción de amor, como una fotografía linda, como un beso dulce, vivámoslo de la mejor manera que se puede vivir, viviéndolo.
 Sentir que uno tiene todo, con tan solo tener una cosa que te hace feliz, sentir que nada puede salir mal sabiendo que todo está saliendo mal menos eso, sentir que no necesitas nada más para vivir sabiendo que no es así, pero ese sentimiento que te llena, te hace sentir que todo está bien que nada más falta para vivir.
Sentimos lo mismo, sin sentirlo pero sintiéndolo, no entendemos de que se trata pero los seguimos sintiendo a pesar de tropezar una y otra vez, esquivando los claros obstáculos que nos pone el destino.
Si la vida se trata de esquivar obstáculos para tenerte al lado mío, es la vida que quiero vivir.
Nadie sabe cuando se acabará este sentimiento, pero mientras esté acá con nosotros, acompañándonos en cada mirada, en cada momento, en cada abrazo, cada beso hay que saber llevarlo y motivarlo a que siga siendo el mismo sentimiento cuando nos miremos a pesar de que el tiempo pase.

Quién sabe qué será de nosotros cuando todo acabe, quién sabe que es de nosotros ahora, quién sabe qué errores cometimos y qué errores evitamos cometer, solo sé que junto a ti mis días se vuelven violetas con toques rosas, junto a ti mis días comienzan con una sonrisa aunque a veces terminen con una lágrima yo soy feliz por el simple hecho de tenerte junto a mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario